“¿Y eso no es para superdotados?”

Vallisoletano nacido en León (España) en 1979. Se cría entre casetes de rock y vinilos de música clásica. A los seis años trastea con un Casio PT-1. A los trece empieza a escribir partituras. Su profesora de música en el instituto le inculca la pasión por los clásicos; mientras, aprende solo a componer música tecno con el ordenador. “Albertito, hijo, ¿tú quieres estudiar en el conservatorio?”, le preguntan sus padres; “¿Y eso no es para superdotados?”, contesta él. Y al parecer no lo era.

Se abona a la OSCYL, gasta sus propinas en discos de todo tipo, su profesor de armonía le descubre las músicas de la primera y la segunda mitad del siglo XX y en 2003 aterriza en Córdoba (España) para estudiar Composición. Durante esos años compone una buena cantidad de obras de formación: desde entonces y hasta ahora tiene la principal pretensión de fusionar o yuxtaponer los lenguajes de las músicas populares urbanas con los de las vanguardias europeas de finales del XX y principios del XXI.

Asiste anualmente a los cursos de composición que organiza el C. S. M. “Rafael Orozco” de Córdoba y ha participado en otros muchos de la geografía española. Declaraba en una reciente entrevista: “El hecho de que un compositor no pueda tener el producto de su trabajo en el mismo instante de terminar de escribir, algo que muchos compositores consideran amargo, para mí es muy estimulante: la segunda fase, la del ensayo con los músicos y el intercambio de información, es lo más dulce del trabajo creativo. En mi opinión, supone una clara ventaja con respecto al trabajo de nuestros colegas de las artes plásticas, que tienen que irse de cañas solos en lugar de acompañados como nosotros”. Ha trabajado su música con intérpretes como Proyecto CO4, Rubén Barros-Deschamps, Nou Ensemble y Eduardo Inestal.

En 2015 ha participado en el Festival Mixtur de Barcelona, ha trabajado en el ciclo “Confluencias” del C. P. M. “Músico Ziryab” de Córdoba y Nou Ensemble ha
estrenado una nueva obra suya en el Festival de Música Contemporánea de Tres Cantos. “Es un espanto que los clichés se apoderen de la música de creación”, reconocía recientemente en una entrevista, “cuando por definición debería ser lo contrario. Y lo digo también por mí, como autocrítica, que yo soy un gran plagiador. Necesitamos recurrir a clichés cuando queremos hacer pop, rock o flamenco… y puede que me digas que son inevitables también cuando queremos hacer música de creación, pero no deja de ser un espanto y un aburrimiento”.

Desde hace años imparte asignaturas teóricas en conservatorios andaluces. Es autor de la comedia romántica “Mirarte otra vez”, apasionado del skate y humorista aficionado. En la actualidad reside en Algeciras (Cádiz) con su mujer y sus dos niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *