(Re)descubriendo a Michael Jackson (2)

Hablaba el otro día de que he vuelto a hacerme fan de Michael Jackson y me comprometí a estudiar por qué.​ Si lo tomamos a la ligera, me vas a decir que es por nostalgia de la infancia y todo eso, que podría ser, pero vamos un poco más allá.

​Digamos que por el camino me he ido enamorando de muchas músicas​. De pequeño sólo tenía la (amplísima, por cierto) colección de cintas de mi padre. Recuerdo que la primera vez que sentí algo realmente intenso escuchando música fue con el tercer corte de una de aquellas cintas​: "Grandes películas de guerra", ​de la Orquesta Herman Helmer, que contenía los temas más célebres de las más célebres películas bélicas: "El puente sobre el río Kwai", "La gran evasión", "Lawrence de Arabia"... Y ese tercer corte era "¿Arde Paris?", el ​vals de Maurice Jarre para la película de homónimo nombre. Tengo el recuerdo de aquellos instantes muy presente, pero cuando escucho la música ahora no tengo la misma sensación. También recuerdo emoción escuchando a Queen o a Celtas Cortos, por poner ejemplos extremos. Pero ya no me dicen nada de lo que me decían en su momento: he cambiado. Por lo tanto, tiene que haber una conexión de los nuevos sentimientos con los antiguos, y en el funk está la clave.

No me dio por el funk antes porque "no es lo adecuado" en un varón blanco heterosexual; ahora tengo la suerte de que esas memeces me la traigan sin cuidado. El funk, con sus pelucones y sus lentejuelas, ha sido tradicionalmente relacionado con el público homosexual, más aún en su asociación con la música disco. Todo el mundo está pensando ahora mismo en Gloria Gaynor, o quizá en Donna Summer.​ Y todos esos grupos (Earth, Wind & Fire, Kool & The Gang) que se disfrazaban de esas formas tan extravagantes... Hasta James Brown tenía una pinta rara.

Cosas de la España profunda. El caso es que he vuelto a ​Michael Jackson sólo después de haber cambiado y haber abrazado el funk. Y puede que Michael Jackson no sea realmente funk, por eso lo llamaban "Rey del pop", pero el fondo sí es funk. Los Jackson Five, igual que los Jacksons, eran puro disco funk. ​Y cuando realmente Michael Jackson ​daba un golpe definitivo que lo lanzaba directo al estrellato y lo separaba de sus hermanos fue con su quinto disco, "Off The Wall", una colosal apología del disco funk. Que ​llegaba ​cuando el funk ya estaba en declive​ y ​que aún así fue un rotundo exitazo cara al público​ (está en la lista de los discos más vendidos de la historia: no es mucho, pero tampoco está mal).​ Ahí tienes cortes como "Don't Stop 'Til You Get Enough", "Rock With You", "I Can't Help It"... Todo el disco es oro​ (salvo quizá "Girlfriend", que Paul McCartney se ​podía haber metido por semejante parte). ​En "Thriller" aún hay canciones ​que suenan a funk en fondo y forma (el tema homónimo​, verbigracia)​. "Bad" no es más que puro funk disfrazado de pop. A partir de su "Dangerous" el giro al pop parece cada vez más evidente, por eso desde ahí empieza a conectar menos conmigo.

​Ya te lo he dicho, y lo matizo: he vuelto a hacerme fan de Michael Jackson, y sobre todo del Michael Jackson​ que exhibía más intensamente sus raíces funk.

​Así que tenemos la excusa perfecta para repasar ​algunos temitas de este genio y debatir. ¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de Michael Jackson?​ Cuéntame ahí abajo en los comentarios, anda.

Nos vemos la próxima semana.

¡Un abrazaco!

Trabas.

Buenos deseos. Jugar. Abrazar. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *