(Re)descubriendo a Michael Jackson (1)

​Hola, Trabit@s. Hoy he venido al blog a reconocer... -redoble de timbal-... ¡Que me he vuelto a hacer fan de Michael Jackson!

​Vaya tela con el desfasao este, estarás pensando. No, si eso ya lo sé yo. A Michael Jackson todo el mundo lo conocía cuando yo era pequeño, pero me hice realmente fan a los ocho o nueve años, cuando el profesor de inglés del instituto donde trabajaba mi madre me grabó "Thriller" y "Bad" en sendas cintas. No recuerdo quién era aquel hombre ni cómo se llamaba ni nada (le preguntaré a mi madre algún día), pero es posible que me cambiara la vida.

​¿Que no te gusta Michael Jackson? Pues qué me vas a contar, si ese era yo hace medio año. Aquí me veo ​ahora, a mis treinta ​y muchos​, redescubriendo al Rey (¡aparta, Elvis!). Al crecer me dejó de gustar e incluso lo aborrecí. Aún hoy día hay canciones que aborrezco, sobre todo algunas de​l "Dangerous" en adelante: "Will You Be There" o "Heal The World", por ejemplo (puaj, qué pasteladas).

En fin, al grano: ​sucedió que fui hace unos meses a ver "Gru 3", como muchos padres con niños pequeños, y me parecieron más que divertidas las canciones. Independientemente de las aportaciones de Pharrel Williams, que se ha encargado de ambientar las tres películas de la saga con canciones originales de buena factura (​como muestra, el megahit "Happy"), la selección musical incluye ​temas clásicos del pop de los ochenta​, muy acordes con la personalidad del malo malísimo, que ​es un ex niño prodigio de la televisión venido a menos que clama venganza. Y entre ellas, cómo no, "Bad", de Michael Jackson.

​No sé si hay alguien más en ​una situación parecida a la mía, pero mis niños se convirtieron en fans gracias al "Bad" que suena en la película (es cierto que se han vuelto unos pesaos y ya no quieren escuchar otra cosa, ​aunque de eso ya hablaremos en otro ​artículo)​ y yo me he tenido que ​hacer fan también. ​Volver a escuchar ​ese estribillo y se me erizaban los pelos de la espalda.

¡Que te lo juro que es verdad! ​Aunque realmente no entiendo por qué, porque es solamente pop y a mí me van cosas que tiran más a negro​. Ponme a Curtis Mayfield. Ponme a Earth, Wind & Fire. Ponme a Jamiroquai. ¿​Pero por qué Michael Jackson?

Escucha, voy a pensarlo unos días y ya ​te ​lo explicaré en una nueva entrada, ¿OK?

​¿A ​ti también te ha pasado eso de perder el interés por un músico o un tipo de música concreto y al crecer volver a recuperarlo? ¡Es como volver a nacer! (Lo pregunto para que me lo cuentes en los comentarios, que ya sabes que me encanta cotillear XD)

Nos vemos la próxima semana.

¡Un abrazaco!

Trabas.

Buenos deseos. Jugar. Abrazar. Besos.

More...


2 comentarios sobre “(Re)descubriendo a Michael Jackson (1)”

  1. Quisiera aunar tu redescubrimiento de Michael Jackson con Halloween. Alguien tiene que hacerlo: Tu con Michael y otros con Halloween. ¡A propósito! ¿Cual es más antiguo? Se trata de rememorar, solamente eso, REMEMORAR, porque lo que es de fiesta…estamos todo el día, o pensando en la próxima para ponernos hasta el culo de calimocho, cerveza o cubatas, y sin disfraz alguno. Eso sí, puede que oigamos alguna de Michael Jackson (que de toda la vida me ha gustado, como a ti cuando eras un crío). Y una cosa digo: La paz que se respira en un cementerio no tiene parangón alguno. Como no quiero liarme ni aburrir…me marcho a disfrazarme y a tomar una sidra. ¿Que es jueves?; ¡estupendo!, DOS sidrinas.

    1. Lúicida apreciación. Ambos temas, Michael Jackson y Halloween, tienen el trasfondo de rememorar.
      La nostalgia es uno de los sentimientos más fuertes en el ser humano, será que las últimas semanas estoy nostálgico.
      Un abrazo y gracias por el comentario, Paciente leonés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *