Acerca de la fiesta de Halloween y el sentido crítico

¡​Que no, hombre, que no pasa nada con Halloween! La fiesta más importada ​e impostada de nuestro calendario ha llegado de nuevo.​ ¿Insustancial? Sí, puede ser. ​Hace veinte años​ yo la​ rechazaba y repudiaba, y conmigo ​la mayoría de mis compañeros de adolescencia. Sin embargo, hoy día mis alumnos adolescentes no sólo la aceptan, sino que la esperan con cierto revuelo y la viven con cierta intensidad. Cómo cambian los tiempos, Venancio, ¿qué te parece?

​Pero ¿y el resto del mundo, los adultos maduros y con sentido crítico desarrollado? A la gran mayoría, siendo muy optimista, ​le parece ​que simplemente hay que aguantarla para que los niños se lo pasen bien: se disfrazan, salen a la calle, piden chuches... Que es una importación americana, una pijada y una amenaza para nuestra tradición de Todos los Santos, que esa , o eso creemos, es profunda y cumple su función, que es conectarnos con ​la muerte, recordarnos que es parte de la vida y concienciarnos de que todo lo vivo (también lo inerte, aunque menos) que puebla nuestro planeta tiene fecha de caducidad.

​Pero vamos a ver... ​Me dicen que Todos los Santos es una tradición muy española, muy profunda y ​muy cierta, ​y ​resulta que no se celebra ​igual ​en ningún lugar de España y encima jamás la viví yo​ de ninguna manera (seguramente ​tampoco mis compañeros de adolescencia). Todos los Santos era un día en el que no había instituto y eso estaba de puta madre, ​hasta ahí la fiesta, no había nada más. ¿​Acaso los mayores de ​treinta años​ (menores de cincuenta) que me estáis leyendo vivisteis Todos los Santos con la profundidad y el sentimiento que tanto se le atribuyen? Pues eso, que lo de que Halloween amenaza nuestra tradición no lo entiendo, porque esa tradición simplemente no existe, o bien lleva décadas en vías de extinción​.

quote-left

Cuando Valle-Inclán, por boca de Max Estrella, ​sentencia ​"Este pueblo miserable transforma todos los grandes conceptos en un cuento de beatas costureras", ignora que es una conducta consustancial a la especie humana entera.

​​Porque entiendo que todos aquí conocen ​​el origen de Halloween: ya hemos leído (Internet nos lo permite), que fueron los irlandeses los que la exportaron a Norteamérica. ¿O no hemos aprendido estos años que tiene una raíz celta? Ellos, los celtas, tenían esa festividad del "Samhain" ("​Samaín" en Galicia) y la trajeron a la península cuando poblaron el norte de España​. Hay distintas celebraciones de esta fiesta en ​nuestro terruño. En Andalucía, por ejemplo, se habla de la fiesta de Tosantos. Sea como fuere, los celtas creían firmemente que los espíritus de los muertos volvían la noche del 31 de octubre y se los podían llevar al otro lado, por eso se disfrazaban de espíritus, pasaban la noche en vela​ y ​practicaban una serie de ritos. ​¿Disfrazarse y hacer cosas? ¿A qué me sonará eso?


​​Así que ​Halloween ​​tiene un origen religioso o al menos espiritual​, como La Navidad, el Carnaval​ o la Semana Santa​. Y por tanto frívolo no es, pero ​​al ser religioso​ ya no nos lo creemos​. ​La raíz religiosa, espiritual y quizá profunda (​serias dudas de que lo religioso sea profundo, ​​pues la base de la religión​ es un cuento) de las tradiciones se termina perdiendo por pura y natural inercia. Ahí tienes la idiotez navideña de comprar, regalar, comer, comprar y comprar, hincharse, regalar y regalar. ¿Y no ​es el Carnaval ​simplemente una fiesta en la que te disfrazas de cualquier gilipollez para hacer el gilipollas? Cuando Valle-Inclán, por boca de Max Estrella, ​sentencia ​"Este pueblo miserable transforma todos los grandes conceptos en un cuento de beatas costureras", ignora que es una conducta consustancial a la especie humana entera. No sólo eso, sino que es algo natural: hay necesidad de una celebración porque el pueblo tiene unas creencias, ergo cuando las creencias desaparecen, ​solamente ​perdura lo festivo, lo pagano. Y ​lo pagano juega a favor de algo tan saludable como no tomarnos demasiado en serio a nosotros mismos. He aquí el ​meollo de mi opinión sobre Halloween.

​¿​​Sucede que solo por ser una frivolidad ya hay que rechazarla? ​Sucede que, ​si ​unos tenemos motivos para que se celebre una fiesta, otros los tendrán para aguarla​, como muchos quieren aguar la Navidad, el Carnaval o la Semana Santa. ¿Pero a ti qué más te da? ¿​Acaso resulta ahora que no somos en España dados a celebraciones?

Halloween, como todas las fiestas relativamente inocuas, sean importadas o no, no necesita detractores, sino que los que la celebran lo hagan con un profundo sentido crítico, sobre todo con el fin de esquivar los cupones descuento ​tipo "HALLO17", "halloweendiscount"​ y tal. Que esos sí, ya sabemos que nos toman ​las greñas igual o más​ que esa mierda del Black Friday.

​¿Es o no es? Te toca, más abajo puedes contarme tú qué te parece esto de Halloween.

Y si no, nos vemos en el próximo post.

​Trabas.

Buenos deseos. Jugar. Abrazar. Besos.

Acerca de la fiesta de Halloween y el sentido crítico

4 comentarios sobre “Acerca de la fiesta de Halloween y el sentido crítico”

  1. Soy de los mayores de 50 años……….

    Recuerdo todos los santos en mi niñez, como un dia de fiesta sin mas. Lo que me impactaba era el dia de difuntos, dia 2 de noviembre, porque mi madre ponia un tazón con aceite y sobre el unas lamparillas que ella encendia . Ponia una por cada ser querido que ya no estaba con ella. Hacia esto porque sus difuntos estaban enterrados en otro sitio, tenia la ventaja de que yo nunca fui al cementerio. Supongo que para los niños de mi edad eso debia de ser un trauma, aunque nosotros esa palabra no lo conocieramos.
    Y lo de celebrar Halloween, me parece muy bien. importado o no es fiesta.

    1. Ciertamente aquí en España han estado los ritos y las celebraciones repartidos entre la noche del 31, el día 1 (Todos los Santos) y el día 2 (Fieles Difuntos).
      Lo más interesante de lo que cuentas es que tu madre necesitaba sentirse cerca de los que ya no estaban y, como no era posible, recurría a un ritual.
      Muy ilustrativo, de verdad. ¡Gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *